cómo limpiar zapatos de ante

Cómo limpiar zapatos de ante: mantenimiento, cuidados y limpieza

En otoño e invierno, las botas de ante son un básico en todos los armarios. El ante es una piel de buena calidad creado con piel de alce y de otros animales. Este material es extremadamente delicado y se ensucia con bastante facilidad ya que es un tejido natural y muy especial, de acabado elegante y resistente.

Existe una leyenda urbana que dice que los objetos hechos de este material se ensucian con la mirada y que si no los cuidamos correctamente, estos se desgastan con el tiempo.

La carnaza del ante se caracteriza porque su superficie está pulida y presenta un tacto suave. Además son una genial opción para mantener nuestros pies calientes durante el invierno.

En el artículo de hoy te explicamos una serie de trucos para que tus zapatos de antes se mantengan bien durante el máximo tiempo posible, para que puedas usarlas durante más tiempo.

[lwptoc]

Consejos para mantener perfectos nuestros zapatos de ante

Prevenir antes de curar

Rociarlos con una solución impermeable para repeler los líquidos que entren en contacto con la superficie. Estos productos en presentación de spray están a la venta en cualquier zapatería o tienda de reparación de calzados, así como en grandes comercios.

Impermeabilizarlos con un tratamiento hidrorepelente te ayudará a evitar que tus zapatos se estropeen con la lluvia y los aumentarás la vida del producto.

La lluvia, principal enemiga del ante

El peor enemigo de los zapatos de ante es la lluvia. Si te vas a poner estos zapatos, asegúrate antes de que las predicciones meteorológicas sean favorables, pero, si a pesar de esto surge una llovizna inesperada (y no rociaste con productos impermeabilizadores tus zapatos), procura llegar a casa cuanto antes para solucionarlo.

Cuando llegues a casa, rellena tus zapatos con papel de periódicos arrugados o una horma de madera para que absorban la humedad. Déjalos así durante dos días y evita que estén en contacto con cualquier fuente de calor (sol, radiadores, calefacción…).

Mantenimiento

Dónde guardas tus zapatos es tan importante como su uso. Es recomendable guardar tus zapatos en lugares oscuros y bien ventilados, que no tengan mucha humedad para evitar que adquieran moho a largo plazo.

Cepillado

Además, este tipo de material es importante su cepillado. Cepilla tus zapatos con frecuencia, idealmente cada vez que los guardes, aunque a veces nos sea imposible, intenta tomarlo como rutina.

¿Cómo cepillar nuestros zapatos de ante? Bien, es necesario que cepillemos el zapato siempre en la misma dirección para que el acabado tenga efecto peinado y pulcro

Limpieza

Dependiendo del tipo de mancha, actuaremos de una manera u otra.  En general para manchas más habituales y suciedad común se recomienda pasar los zapatos por un chorro de vapor (evitar mojar el zapato) y posteriormente cepillar como hemos explicado anteriormente.

Si tras hacer esto quedan algunas manchas, podemos utilizar una goma de borrar infantil para eliminar aquellas manchas que más se resisten.

Otro tipo de manchas como las manchas de grasa lo ideal es utilizar sal gorda o polvos de talco cuando la grasa aún no ha sido absorbida completamente por la piel.

Con las manchas de tinta, el celofán es una opción muy sencilla y efectiva. Colócalo sobre la mancha y estira: la mancha desaparecerá.

En el siguiente video, se explica de una manera sencilla y visual cómo limpiar zapatos de ante de una manera sencilla y rápida.

Desde Aecetia esperamos que el artículo les haya sido de utilidad y consigan mantener sus zapatos de ante impecables por mucho tiempo. Hasta la próxima.

Categorías

ÚLTIMOS POST