vuelta al trabajo

La vuelta al trabajo tras la baja maternal; Cómo hacerla más fácil

Tras la baja maternal, volver a trabajar no es nada fácil. Después de haber pasado tanto tiempo con tu bebé, te ves obligada a invertir parte de ese tiempo en el trabajo y no a él. Para hacer este proceso más llevadero, te damos algunos consejos que te facilitarán la vuelta al trabajo.

Conciliar tu vida laboral con tu vida familiar a veces puede ser bastante complicado. Cuando somos padres tratamos de alargar la baja por maternidad o paternidad sumando vacaciones, días de lactancia y otros días de permiso. Pero tarde o temprano, llega el momento de reincorporarte al trabajo y dejar de estar 24 horas al cuidado de tu bebé.

Si lo has vivido, seguro que has pasado un momento muy desagradable en el que te invaden miles de dudas, sobre todo si eres primerizo, ¿quién cuidará de mi bebé? ¿los abuelos? ¿mi pareja? ¿lo llevo a una guardería? ¿contrato una niñera?

Tranquila, sigue estos consejos y la vuelta al trabajo será mucho más fácil.

[lwptoc]

Organiza tu nueva rutina

Dos o tres semanas antes de volver al trabajo organiza tu nueva rutina. La planificación en pareja es fundamental. Deberemos tratar de compaginar nuestras carreras profesionales, horarios y vida personal.
Puede que durante las primeras semanas la conciliación sea más complicada. Lo más importante es repartir de forma equitativa las tareas del hogar y las responsabilidades con el bebé.

vuelta al trabajo

También podemos adelantar algunas tareas, como dedicar alguna tarde o día del fin de semana para preparar comidas y congelarlas, ya que la mayoría pueden aguantar hasta tres meses en el congelador y esto nos ahorrará mucho tiempo.

Conciliación con la empresa

Antes de regresar al trabajo, habla con tu jefe para ponerte al día acerca de los cambios que se han producido en la empresa. Puede que en tu ausencia hayan cambiado los roles de liderazgo, las responsabilidades, los proyectos, etc.

Si tu jefe está abierto al diálogo trata de buscar diferentes alternativas de conciliación. Por ejemplo, tanto los padres como las madres pueden optar por:

  •         Reducción de la jornada: Todos los trabajadores con hijos menores a doce años tienen derecho a una reducción de jornada. Podrás elegir el horario que más te convenga, dentro del horario habitual de trabajo. La reducción de las horas de trabajo se verá reflejada en una reducción proporcional del salario.
  •       Permiso de lactancia: Infórmate si en tu empresa es posible acumular el permiso de lactancia a la baja por maternidad. O bien, es obligatorio disfrutarlo como un permiso de una hora diaria durante los primeros nueve meses.
  •         Trabajar desde casa: Si tu trabajo te lo permite puedes plantearle a tu jefe trabajar desde casa dos o tres días a la semana. O bien, trabajar durante las mañanas en la oficina y por las tardes desde tu hogar.

Quién cuidará de tu bebé

La vuelta al trabajo implica que durante varias horas, tendrás que ir a tu oficina mientras otra persona está pendiente de tu bebé. Buscar a una persona de confianza implica cuidarle en las mejoras manos y es una de las decisiones más difíciles a la que se enfrentan los padres. ¿Quién cuidará de mi bebé?. Podemos elegir entre varias opciones:

  •         Abuelos: Suelen ser siempre la primera opción. Para ellos pasar tiempo con el bebé será muy gratificante, además los abuelos que cuidan de sus nietos a menudo viven más.Los vínculos familiares siempre son positivos, y tendrán a tus hijos más “mimados” de lo que ya lo haces tú.
  •         Guardería: Normalmente la mayoría de las guarderías aceptan a los bebés a partir de los cuatro meses. Dedica tiempo para elegir aquella que mejor se adapte a ti y al bebé en función de la zona, los servicios, el precio… Siempre es positivo acercarte a preguntar, conocer a las personas que cuidarán de tu bebé e incluso preguntar a otros padres que tienen a sus hijos en el centro. Esto te dará más confianza y tranquilidad cuando tengas que estar en tu puesto de trabajo, que repercutirá en un mejor desempeño.

vuelta al trabajo

  •         Niñera: Para elegir una buena niñera tómate tu tiempo. Empieza a entrevistar candidatos y pide opinión a tus conocidos. Para el bebé será muy positivo desarrollar vínculos de confianza con personas externas a su entorno familiar. Siempre puedes pedir referencias a amigos y familiares de niñeras que hayan tenido. Una persona afín a ti es la opción ideal.

Esperamos que nuestras recomendaciones ayuden a que tu vuelta al trabajo tras la baja por maternidad sea mucho más fácil. Si has sido madre y conoces otros consejos compártelo en los comentarios de abajo ¡seguro que puedes seguir ayudando a padres primerizos!

Categorías

ÚLTIMOS POST