remove rust stains from clothes

Tips para quitar las manchas de óxido de la ropa

Las manchas de óxido suelen ser un quebradero de cabeza a la hora de quitarlas, pero hay ciertos productos naturales que pueden resultar de gran ayuda. En el siguiente post te contamos cómo quitar las manchas de óxido de la ropa y que quede como nueva con remedios caseros. Recuerda que siempre es mejor prevenir que curar, por lo que evita las zonas donde puedas mancharte de óxido.

Es difícil realizar una clasificación de las manchas más difíciles y molestas de quitar, pero probablemente las manchas de óxido estén en uno de los primeros puestos. Por eso vamos a echarte una mano para quitar este tipo de suciedad y evitar que tu prenda de ropa favorita se estropee.

Esto suele ocurrir cuando la ropa está mojada y se encuentra en contacto con superficies metálicas. De esta forma, los residuos penetran en el tejido y se queda esa mancha tan difícil de quitar. Lo primero que es aconsejable que hagas es averiguar de dónde proviene dicha mancha, especialmente si es en casa.

Por eso comprueba los lavabos, el fregadero, la plancha, las perchas, las pinzas para secas la ropa, la lavadora, etc. Mira en todos los posibles lugares metálicos con los que puedas haberte manchado para tener más cuidado la próxima vez. Ya sabes, mejor prevenir que curar.

Cómo quitar manchas de óxido: productos especializados

Sin embargo, lo que nos ocupa hoy es cuando la ropa ya se ha manchado y ya no hay vuelta atrás. Antes de entrar en remedios naturales para limpiar las manchas de óxido, cabe destacar que existen productos específicos para este problema. Estos suelen contener ácido oxálico o ácido fluorhídrico para actuar directamente contra la mancha.

Estos productos químicos son muy agresivos, por lo que conviene tomar ciertas precauciones. Evita que entre en contacto con tu piel porque pueden llegar a ser tóxicos, así que ponte guantes cuando lo vayas a utilizar. Sigue al pie de la letra las instrucciones del fabricante y enjuaga muy bien la prenda después de limpiarla para que no quede ningún rastro del líquido utilizado.

Cómo quitar manchas de óxido: remedios caseros y naturales

En el caso de que prefieras usar remedios caseros con objetos que tienes más a mano, tienes varias opciones. La primera es una mezcla de zumo de limón caliente con una cucharada de sal o bicarbonato sódico, que tienes que aplicar sobre la mancha y dejarla secar al sol durante un par de horas. A continuación, tan sólo tienes que lavarla con agua fría y tu prenda estará como nueva sin rastro de óxido.

Otra de las opciones para limpiar la ropa es el vinagre. Aplícalo sobre la zona machada y cúbrela con un poco de sal. Deja que se seque unas horas al sol y enjuaga para comprobar que el óxido ha desaparecido.

Otro de los remedios caseros que puedes utilizar es el jabón del lavavajillas, ya que este líquido necesita ser más fuerte para quitar la suciedad que se queda incrustada en los platos y vasos. Para aplicar este jabón, necesitas mezclarlo en un vaso de agua tibia. Deja que actúe unos cinco minutos y luego enjuaga la prenda con agua fría.

Con las manchas de óxido hay que tener especial cuidado. Como son más difíciles de quitar que el resto, solemos utilizar tratamientos más agresivos y esto al final puede acabar estropeando la ropa y que sea peor el remedio que la enfermedad.

A pesar de la dificultad para quitar las manchas de óxido, probablemente con todos estos consejos y formas diferentes de limpiar consigas acabar con ellas y tener la ropa como nueva. Recuerda siempre intentar averiguar dónde te has manchado para poder evitar esa zona de dentro o fuera de la casa en futuras ocasiones y no tener que recurrir nuevamente a estos consejos.

Categorías

ÚLTIMOS POST